Blog del Narco
Loading...

ASF confirma los desvíos de Rosario y aumenta el monto de lo que desvió en SEDESOL y SEDATU

- febrero 21, 2018
Bajo la dirección de Rosario Robles Berlanga, la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu) realizó operaciones que “simularon diversos actos jurídicos y presuntas contrataciones con proveedores, con irregularidades por mil 747 millones 666 mil pesos”, sentenció la Auditoría Superior de la Federación (ASF) en la auditoría forense 1792-DE, publicada hoy.

El órgano fiscalizador detectó presuntos esquemas de desvío de dinero operados a través de 19 convenios para la prestación de diversos servicios, que la Sedatu celebró con universidades y organismos estatales en 2015 y 2016.

A menudo, los servicios no fueron realizados –o pésimamente–, la Sedatu pagó sobrecostos aberrantes –entre 23.5% y 70%– y la mayor parte del dinero se esfumó en redes de empresas fantasma.

Peor aún: para financiar estos esquemas irregulares, la ASF presumió que la Sedatu desvió mil 517 millones de pesos de los subsidios asignados al Programa de Infraestructura, que sirve para realizar obras de carácter social, mejorar las viviendas de los hogares más pobres o construir casas para las poblaciones marginadas, según el documento mencionado.

Según la ASF, estos tipos de esquemas fraudulentos costaron por lo menos 6 mil 880 millones de pesos desde 2012.

Esta auditoría es distinta a las tres auditorías forenses que destacó el periódico Reforma esta mañana, en un reportaje que determinó que durante las gestiones de Robles en la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) y la Sedatu, estas dependencias desviaron por lo menos mil 311 millones de pesos a través de convenios con dos entes estatales, parte de los cuales fueron transferidos a distintos países a través de cuentas bancarias abiertas en Monex y CI Banco.

La auditoría forense 1792-DE, por su parte, señala que de los 2 mil 60 millones de pesos erogados para la celebración de los 19 convenios, se desviaron mil 747 millones de pesos, un 85%.

A lo largo de 92 páginas, la ASF desmenuzó los entregables de cada convenio –muchas veces estaban duplicados–, registró cada factura indebida, y exhibió las complejas estructuras de las simulaciones que detectó.

Un ejemplo aberrante, entre muchos: la Sedatu pagó al Sistema Quintanarroense de Comunicación Social y a la Televisora de Hermosillo SA de CV para la entrega de materiales, los cuales resultaron totalmente idénticos. Y lo peor: los pagó por montos millonarios… ¡cuatro veces!

Los organismos estatales cómplices fueron el Sistema Quintanarroense de Comunicación Social, la Universidad Politécnica de Chiapas, Instituto Tecnológico Superior de Comalcalco, Universidad Politécnica de Quintana Roo, Televisora de Hermosillo SA de CV, Universidad Tecnológica de Campeche, Universidad Politécnica de Francisco I. Madero, Universidad Mexiquense del Bicentenario y la Universidad Autónoma Indígena de México.

Durante la auditoría, varios funcionarios de la Sedatu afirmaron que no podían entregar información a los auditores, aludiendo que el edificio principal de la dependencia –ubicado en el Paseo de la Reforma—sufrió daños durante el terremoto del pasado 19 de septiembre.

Con información de Proceso
 

Escribe lo que deseas encontrar y presiona Enter