Blog del Narco
Loading...

EL "RUDO" HELICOPTERO MI-17,el CABALLO de HIERRO RUSO,"NI TAN RUDO,NI TAN SEGURO"

- febrero 17, 2018
Orgulloso, convencido de su producto, Alexandr Denisov se paseaba alrededor del aparato mostrando detalles de la estructura, de las ventanas y espacios interiores para el transporte de tropas, de las compuertas traseras abiertas para ingresar a la nave de la Policía Federal y de la cabina, en donde los cascos del piloto y copiloto reposaban sobre sus respectivos asientos.

Encontrarlo sobre la pista de aterrizaje de la Base Aérea Militar Número 1(BAM-1) en Santa Lucía fue un golpe de suerte.

Denisov, director comercial de la empresa estatal rusa Rosoboronexport, la más importante exportadora de material aéreo para uso civil y militar, se daba una vuelta frente a uno de los hangares que el mando y los organizadores de la Feria Aeroespacial México 2017 (FAMEX 2017) convocada por la Fuerza Aérea Mexicana (FAM) le habían asignado a la compañía para la exhibición.

Acalorado y a punto de irse a comer algo durante el segundo día de la FAMEX, Denisov se recompuso y sin dudarlo mostró a quienes nos acercamos todos los detalles que pudo de aquel Mi-17, el helo, el hipo azul marino matrícula Mi-PF-202 que reposaba sobre el asfalto caliente y polvoso de la BAM-1.

Era la tarde del 26 de abril de 2017 en la FAMEX y la Policía Federal mostraba al público un Bell 206, un UAV G-1 Guerrero, un UAV S-5 Kukulkán y su poderoso Mi-17 V5 Matrícula 202, con su piloto, el Capitán de la FAM, José Luis Millán, revisando algún detalle del aparato.

Diez meses más tarde, el mismo se helo se convertía en noticia, casi trágica, porque durante un sobrevuelo de reconocimiento a baja altura en el municipio de Tequila, en el estado de Jalisco, el rotor de cola del aparato se enredaba con un cable de luz y caía a tierra.

Sin víctimas fatales, pero con pérdida total de la aeronave, la Policía Federal veía reducida su flota de helicópteros en unos segundos. De los 25 aparatos ala rotativa que tenía, ahora perdía uno, mermando además su magra escuadrilla de helicópteros rusos Mi-17. Eran tres hasta ese día. Hoy les quedan solo dos.

En su cuenta de twitter, Manelich Castilla, Comisario General de la PF, se adelantaba a cualquier especulación y escribía el mismo sábado por la tarde que la caída del Mi-17 era, sin duda, el resultado de un error humano.

Caballo de hierro

Hace casi un año, el director comercial Rosoboronexport abría y cerraba las ventanas redondas y macizas del Mi17 202 y repetía en una mezcla de ruso con inglés y apurado español que el aparato era de los mejor que había fabricado Rusia hasta el momento.

Asistido por un traductor, Denisov describía las bondades del caballo de hierro de la empresa, comenzando por sus 23 metros cúbicos que le servían para movilizar a 36 paracaidistas, con todo y equipo, para cumplir misiones a poco más de seis mil metros de altura si era necesario.

El Black que está aquí atrás de nosotros, señalaba, apenas llega a los cinco mil trecientos metros de atura y lo hace con dificultad y solo puede llevar once paracaidistas con su equipo. “Nuestro aparato puede volar, llegar y aterrizar sin problemas a una superficie que esté en los cuatro mil metros de altura, mientras en Black Hawk llega solamente a los dos mil quinientos metros”, insistía amable el CEO Denisov.

Desde el fondo del aparato, entrando y saliendo de la cabina, el Capitán Millán observaba la escena, el ir y venir y los empeños comerciales del representante ruso quien explicaba que el Mi-17 tenía una superficie efectiva de 12.5 metros cuadrados para los paracaidistas y que estos se pueden acomodar mejor porque hay sillas plegables en la estructura interna.

El ruso mientras se acercaba a una de las escotillas del helicóptero, la abría y cerraba y decía también que el caballo de hierro de Rosoboronexport funcionaba sin problemas en cualquier condición climática, porque ahora los Mi estaban equipados con radares más sofisticados y completos que les permitían volar en cualquier clima.

Como helicóptero hospital, el Mi-17 también es capaz de llevar hasta 12 personas heridas para atenderlas mientras se les traslada a un centro de atención médica, agregaba Denisov para rematar las bondades del helo indicando que su bien no era un aparato de combate, sí se le podían adaptar fácilmente lanzadores de misiles no guiados en contenedores de seis bocas y barquillas para llevar ametralladoras calibre .23 milímetros.

Un arma de estas características puede disparar rondas de hasta tres mil cuatrocientos tiros por minuto, pero también puede usar armamento calibre 7.62, que es el más común, añadía el CEO ruso.

Muchas preguntas. Muchas respuestas, pero mas hambre y sed de los rusos quienes agradecieron el interés sobre el Mi-17 y agarraron camino hacia la zona de comida al final de la pista.

Un mes después de su presencia en México en el marco de la FAMEX 2017, Alexandr Denisov regresaba con varios ejecutivos para tratar de concretar proyectos de venta de nuevos lotes de Mi-17V5 y del popular Ansat, un helo de uso civil con amplias prestaciones y bajo costo operativo.

Denisov dio algunas entrevistas y aseguraba que las fuerzas armadas y corporaciones policiacas estaban muy interesadas en adquirir un lote importante de aparatos Mi-17V5.
Nada de esto sucedió. En realidad, la única relación comercial que Rusia logró con las fuerzas armadas mexicanas en los últimos dos años fue la reparación mayor de 19 de los 24 Mi-17 que tiene la FAM y de 12 de estos aparatos de la flota naval.

Por el contrario, engarzados en la estrecha relación bélica con los Estados Unidos, Sedena y Semar optaron por incrementar sus flotas de ala rotativa con más helicópteros Black Hawk UH-60M (26 aparatos) para despliegue de Fuerzas Especiales.

No solo compraron más material aéreo a los Estados Unidos, sino que además enviaron parte de susMi-17 a empresas ubicadas en territorio norteamericano. A finales de 2017, la Marina, por ejemplo, adjudicó de forma directa un contrato a la compañía norteamericana PAC AVIATION INTERNATIONAL INC., con sede en San Antonio, Texas, para que se encargara del soporte integral y mantenimiento mayor a diversas aeronaves.

El costo de la licitación, que está en marcha, es de 10 millones 263 mil 312 dólares. El material que comprende la adjudicación está integrado por 8 helicópteros rusos Mi-17, así como UH-60M Black Hawk, aviones Súper King Air y T6-C Texan.

De los cuatro que tenía…

La Policía Federal adquirió un lote de cuatro aparatos Mi-17 a principio de la administración de Vicente Fox, cuando fue creada la Secretaría de Seguridad Pública federal y con ella la Policía Federal Preventiva (PFP).

En 2014 la flota aérea de la PF estaba integrada por 13 helicópteros Black Hawk, tres Mi-17, ocho Eurocopter y un Bell 206, así como por cuatro aviones Boeing 727, un Gulfstream Grumman, un Learjet 45, un Falcon 20, dos Casa CN-235, un Gulfstream Turbocommander, dos Cessna, y un Fairchild Dornier 328.

La Policía Federal adquirió también sistemas aéreos ni tripulados G1 Guerrero, Gavilán y S5- Kukulkan a la empresa mexicana Hydra Technologies, material con el que se apoya para hacer vigilancia estratégica y seguimiento a blancos específicos.
 

Escribe lo que deseas encontrar y presiona Enter