Blog del Narco
Loading...

Los lujos de "Richi", sobrino y sicario de "El Ojos" y fugaz heredero del "Cártel de Tláhuac"

- febrero 24, 2018
Autos de lujo, fiestas que duraban días, decenas de miles de pesos gastados en antros por noche y hasta armas con detalles en oro.

A donde quiera que fuera decía ser hijo de empresarios acaudalados, le gustaban las fiestas, presumía coches de lujo y con detalles en oro, su nombre: Ricardo Ferro Pérez, "El Richi", fugaz heredero del Cártel de Tláhuac.

Tras el asesinato de con detalles en oro en un operativo de la Marina en Tláhuac, "El Richi" fue identificado como el sucesor natural de la organización criminal que lideraba su tío.

"El Richi" era hijo de una hermana del "Ojos", sin mencionar que mantenía una relación estrecha con sus primos e hijos de Pérez Luna: Miguel Ángel Pérez, "El Micky", y Luis Felipe "El Felipillo" o "El Pelón".

El liderazgo dentro del Cártel de Tláhuac no le duró mucho, seis meses después "El Richi" fue abatido durante un operativo, también de la Marina y en la misma delegación: Tláhuac.

Rondaba los 30 años cuando fue abatido, vivió esas tres décadas como un "narcojunior", así lo define Reforma.

Información de la Procuraduría General de Justicia capitalina (PGJCDMX) y la Secretaría de Seguridad Pública de la Ciudad de México (SSPCDMX), a la que el diario tuvo acceso, detalla la vida fiestas y lujos del capo criminal.

El lugar preferido de Ferro Pérez era Santa Fé, donde armaba fiestas en antros de moda, en los cuales era conocido como "Richi Ricón", en referencia al excéntrico y millonario personaje televisivo "Ricky Ricón".

Cada noche gastaba entre 25 y 30 mil pesos, además, dejaba propinas de hasta 5 mil pesos. Sus bebidas favoritas eran Buchanan's 18, Möet & Chandon.

Cuando "El Richi" no podía ir a antros organizaba fiestas que duraban días. Disfrazaba eventos religiosos como bodas y XV años para no levantar sospecha tanto a autoridades como enemigos.

Entre los vehículos de lujo a los Ferro Pérez era fanático, su automóvil favorito era un Mini Cooper, tenía uno rojo con líneas verticales blancas, placas 609-YHP.

Dicho automóvil no lo conducía él, traía chofer: uno de sus escoltas.

Sin embargo, "El Richi" no acostumbraba manejar el mismo vehículo por tiempo considerable. Cada semana cambiaba de vehículo. Si no era un Mini Cooper, se transportaba en un Audi.

Durante sus viajes en los vehículos de lujo, Ferro Pérez no viajaba solo, hasta ocho sicarios lo acompañaban a donde fuera.

Todos ellos jóvenes entre 17 y 23 años de edad, provenientes de colonias de Tláhuac o Valle de Chalco.

"El Richi" tenía como centro de operaciones las colonias Zapotitla y La Estación, en Tláhuac.

Además, era relacionado con diferentes ejecuciones en Tláhuac e Iztapalapa.



 

Escribe lo que deseas encontrar y presiona Enter