Blog del Narco
Loading...

Monjas huyen después de que sus parientes fueron ejecutados en Chilapa, Guerrero

- febrero 18, 2018
El diálogo entre el obispo de Chilpancingo / Chilapa y los jefes criminales de las pandillas parece haberse desviado, ya que se ha revelado que los familiares de una religiosa católica fueron ejecutados el 31 de enero pasado en Chilapa, Guerrero.

El Obispo Salvador Rangel Mendoza dijo esta semana que cuatro monjas que operaban una escuela en Chilpancingo huyeron, después de que los padres y la hermana de uno de ellos fueron asesinados, presuntamente por la pandilla Ardillos.

Los cuerpos de los padres de la monja fueron encontrados en bolsas de plástico el 30 de enero, a las afueras de Chilapa, junto a cuerpos de cinco artesanos de Veracruz.

El cuerpo de la hermana de 18 años de la monja fue encontrado tres días después en Chilapa. Ella había sido brutalmente torturada, violada, desmembrada y decapitada.

En un informe inicial después del horrible descubrimiento, el fiscal general de Guerrero, Javier Olea Peláez, intentó criminalizar a las víctimas, diciendo que los siete cadáveres desmembrados pertenecían a miembros de bandas del crimen organizado.

Más tarde, los familiares aclararon que los cinco hombres habían llegado a Chilapa para vender muebles de madera, y los otros dos eran padres de una monja.

Esta semana, la diócesis emitió una declaración preparada expresando su "profunda tristeza e indignación" por el secuestro y asesinato de los familiares de la monja, además de la "criminalización" de las víctimas.

La diócesis ahora está luchando para encontrar a alguien más que se encargue de la administración de la escuela, porque cerrarla "dejaría a muchos niños y adolescentes sin una educación de calidad".

En su declaración, la diócesis les pidió a las pandillas de Los Rojos y Ardillos, largamente envueltas en una guerra territorial por el control de Chilapa, que "no destruyan una de las cosas más sagradas que tenemos: la educación de nuestros niños y adolescentes".

El obispo Rangel sostuvo reuniones con los jefes locales de pandillas porque sentía que tenía que "interceder", porque la violencia impedía que los niños asistieran a la escuela y los sacerdotes llegaban a sus parroquias.

Una pandilla criminal también ha sido señalada como los sospechosos en la ejecución de dos sacerdotes a principios de este mes en la misma parte de Guerrero, cerca de Taxco.
 

Escribe lo que deseas encontrar y presiona Enter