Blog del Narco
Loading...

Captura fallida de el ultimo líder "Zeta" provocó sangrientos enfrentamientos en Tamaulipas

- marzo 27, 2018
El fuego cruzado en Nuevo Laredo, que tuvo un saldo de 8 muertos, se desató cuando la Marina llevaba a cabo un operativo con el objetivo de detener a Juan Gerardo Treviño Chávez "El Huevo", sobrino de Miguel Treviño Morales "El Z-40", último líder de los Zetas.

Fuentes gubernamentales informaron que los marinos estaban tras el joven líder del llamado Cártel del Noreste (CDN), cuya zona de influencia se localiza básicamente en esa ciudad fronteriza, pero el jefe delictivo logró escapar.

"El Huevo" es considerado por las autoridades federales como uno de los principales generadores de violencia en Nuevo Laredo, aunque se han tenido reportes de que también opera en Monterrey, Nuevo León, y Ciudad Acuña, Coahuila.

El domingo por la madrugada hombres armados y marinos se enfrentaron en tres distintos puntos de Nuevo Laredo, en lo que fue calificado por la Marina como "emboscadas".

Autoridades consultadas informaron que en los distintos eventos murieron tres integrantes de una familia, víctimas del fuego cruzado, así como un marino y cuatro presuntos delincuentes. Adicionalmente, se reportan heridos otros 12 infantes de la Armada.

Según confirmaron fuentes de la Procuraduría General de la República (PGR) una mujer y dos niñas fallecieron en uno de los enfrentamientos.

Las víctimas, identificadas extraoficialmente como Nellely Aidé, de 28 años, y sus hijas Chelsie Abril, de 6, y Kenia Azul, de 4 años, viajaban en una camioneta en compañía de un hombre, quien resultó herido de bala y fue trasladado a un hospital del mismo municipio.

Según reportó la prensa local, la familia había salido de la Colonia Roma de la ciudad fronteriza y se dirigía a su domicilio en la Colonia Nuevo Progreso.

En medios y redes sociales circuló la versión de que la familia fue atacada desde un helicóptero de la Marina, y que personal de esta institución impidió el paso de una ambulancia para que recibieran atención médica.

Al respecto, la Secretaría de Marina de México (Semar) afirmó ayer, sin hacer referencia a la familia, que los impactos de bala que recibió el "personal civil" fueron a causa del fuego cruzado a nivel tierra y no desde el aire.

"El personal naval brindó en todo momento la atención médica necesaria en el área del incidente a personas que resultaron heridas Una persona civil de sexo masculino, que supuestamente había fallecido, recibe atención especializada en un hospital de Nuevo Laredo, Tamaulipas", abundó.

Y RECHAZAN ABUSOS

La Semar rechazó que sus elementos excedieron el uso de la fuerza durante dichos enfrentamientos.

En un comunicado, afirmó que los marinos actuaron en estricto apego a los derechos humanos y a los procedimientos establecidos en el Manual del Uso de la Fuerza de Aplicación Común a las Tres Fuerzas Armadas "En los acontecimientos suscitados en inmediaciones de Nuevo Laredo, Tamaulipas, bajo ninguna circunstancia fue excedido el uso de la fuerza", aseveró.

"Esta Institución naval lamenta los hechos donde personas civiles perdieron la vida y resultaron lesionadas y refrenda su compromiso en favor de la seguridad ciudadana".

La PGR inició una carpeta de investigación por los hechos violentos.
 

Escribe lo que deseas encontrar y presiona Enter