Blog del Narco
Loading...

Imagenes: Fuertes enfrentamientos dejan un Comandante y dos civiles abatidos en Puebla

- marzo 27, 2018

Dos balaceras registradas en las colonias Clavijero y Nueva Aurora, además de persecuciones que se extendieron en distintos puntos de la capital la noche de ayer, dejaron al menos tres muertos y dos heridos. Entre las víctimas mortales se encuentra un comandante de la Policía Estatal, identificado como Filiberto Rugerio Serrano, quien falleció en el fuego cruzado de la primera colonia en mención, al parecer, donde fueron atacados, familiares del conocido empresario gasolinero Othón Muñoz Bravo, alias El Cachetes.

Faltando escasos minutos para las 20:00 horas, se reportó una balacera en la colonia Francisco Javier Clavijero, sobre el Bulevar Clavijero, desde las calles Jorge Murad (frente a la Farmacia Guadalajara y Bodega Aurrerá), Hugo Leicht, José Luis Rodríguez Alconedo, hasta Fernando Arruti, entre dos grupos antagónicos, supuestamente de “El Negro” y “El Chachetes”, uno de ellos se habría identificado como supuestos miembros de la Marina y que incluso atacó a elementos policíacos municipales y estatales que llegaron al sitio.

De acuerdo a uno de los primeros reportes de las autoridades, a las 19:46 horas se recibió una llamada al 9-1-1, en la que se indicaba que había disparos de arma de fuego e incluso detonación de granadas, en la que estaban involucradas tres camionetas y tres vehículos de lujo.

El mismo reporte indica que al llegar poco después 2 patrullas municipales y otras dos estatales, se encuentran en el punto a personas que refieren ser de la Marina y con palabras altisonantes les indican “que se vayan a la chin…” y realizan detonaciones en contra de los uniformados, mismos que se retiran, pero informan que las vestimentas no coinciden con la Marina.

Ante esta situación se coordinaron personal de la Fiscalía, policías municipales y estatales, así como paramédicos de Cruz Roja y SUMA, e incluso se presentan los verdaderos marinos para ingresar a la zona, pero solamente se quedan a la altura del puente de la colonia Villa de Reyes, un kilómetro antes del lugar de la refriega.

Tras la intervención policíaca se logra sacar de la zona de conflicto al comandante Rugerio y es llevado hasta el punto de coordinación, donde paramédicos de Cruz Roja de la ambulancia 289 lo auxilian pues iba herido de tres impactos de bala, pero a los pocos minutos reportan su deceso arriba de la patrulla estatal 657.

Fue en ese momento que el personal policiaco en conjunto con elementos de la Marina retornó a la zona de la balacera, donde encontraron a tres personas baleadas, una de ellas muerta identificada como Cristian Edwin “N”, de 22 años, quien presentaba tres impactos en el cuello y uno en el pecho del lado derecho. Asimismo, en el sitio estaba quien fue identificado como Ricardo “N” y una mujer de nombre Rosa “N”, de 19 años de edad, quienes fueron auxiliados y trasladados a un centro hospitalario.

En el sitio fueron asegurados una camioneta Jeep Gran Cherokee, blanca, con placas XXA-50-86 en la que se encontró un rifle R-15 y una pistola tipo Checoslovaka, además de botellas de cerveza. Metros adelante estaban los dos heridos (hombre y mujer) en el pavimento entre un Dodge Charger de reciente modelo, rojo, placas XWU-23-66 y un BMW, gris; además a su costado izquierdo de los primeros carros, también estaba un VW Passat del año, de color blanco con las portezuelas abiertas y sus cristales destrozados. Frente al deportivo rojo, estaba un Aveo del mismo color, placas TYV-88-25 de Puebla, destrozado del frente, al que presuntamente le arrojaron una granada, de las al menos tres que fueron detonadas en el lugar.

Tras lo anterior, mientras se realizaban las diligencias del levantamiento de cadáveres, también la Marina acudió a la Privada José Luis Rodríguez Alconedo, a una residencia de lujo, la cual se presume sería propiedad de “El Negro”, donde realizaron un cateo; sin embargo, tras ingresar al inmueble derribando el portón, aparentemente no se encontró a nadie, pero quedó el domicilio bajo resguardo de las autoridades para su posterior revisión.

Pánico entre los vecinos

Colonos de Clavijero que fueron entrevistados, coincidieron en que la balacera duró al menos 10 minutos, y se escucharon varios disparos de armas de grueso calibre, como si estuviera explotando una cohetería, además de que hubo tres “bombazos”, dijeron, que incluso cimbraron la tierra.

“Qué demonios es eso”, fue la expresión de una persona que también escuchó las ráfagas de plomo.

Cuando el lugar se vio inundado de efectivos policíacos, patrullas y ambulancias, los mismos marinos prohibieron a toda la gente salir de sus domicilios y acercarse a la zona. Solo permitieron a unos niños que estaban en un café internet, una estética, una panadería y una pastelería, que se reencontraran con sus familiares y se marcharan de inmediato de la zona, por el peligro latente.

Dichas personas cayeron en llanto y nerviosismo, pues además de que llegaron a pensar que habían herido a sus consanguíneos, además de que temían que volvieran a regresar los delincuentes.

Segunda Balacera

Paralelamente a lo de la colonia Clavijero, a las 19:51 horas, en el 9-1-1 se recibió una llamada en la que se indicaba que había disparos en la esquina de la 29 Norte y 34 Poniente de la colonia Nueva Aurora, es decir, a un costado de la tienda Home Depot.

Al llegar efectivos policíacos, encontraron una camioneta Honda, gris, placas XWP-12-00 de Tlaxcala, abandonada y en el asiento del conductor una persona sin vida.

Se presume que los agresores fueron los ocupantes de un automóvil Jetta, quienes en movimiento rafaguearon la víctima, acto seguido escaparon de la zona.

Otros reportes de balaceras

Posteriormente al enfrentamiento en Clavijero, hubo al menos cuatro reportes más de balaceras, uno en Periférico Ecológico y 14 Sur; otro en camino a Santa Cruz Alpuyeca (de la carretera que va del Cereso a la Academia de Policía); una más en Periférico pasando la 11 Sur a la altura de la unidad habitacional de Las Carmelitas, donde después se informó que se trató de un asalto a la Farmacia Guadalajara y que efectivos policíacos aprehendieron al menos a dos asaltantes. Finalmente al filo de la medianoche se reportó que en San Francisco Totimehuacan se escucharon al menos cuatro disparos consecutivos y segundos después uno más.

Hermetismo entre autoridades

Cabe señalar que autoridades policíacas optaron por guardar silencio respecto a la noche sangrienta que se registró en la capital poblana, pues solamente se indicó que el día de hoy por la mañana darían una rueda de prensa donde darán a conocer los detalles de las balaceras descritas








 

Escribe lo que deseas encontrar y presiona Enter