Blog del Narco
Loading...

“La Mojarra” miembro del Cártel Arellano Félix salió de prisión despues de 22 años seis meses de condena.

- marzo 05, 2018
Justo antes de cumplir 16 años encerrado en cárceles de máxima seguridad, Manuel González Martínez “La Mojarra”, hoy de 39 años, miembro del Cártel Arellano Félix, recuperó su libertad al obtener un beneficio en la compurgación de sus sentencias que sumaban un total de 22 años seis meses de condena.

Así lo notificaron autoridades del Centro Federal de Readaptación Social Número 8 “Norponiente” de Los Mochis a diversos juzgados y tribunales en el Estado de Sinaloa, en los que el criminal tramitaba juicios de amparo, quejándose de las circunstancias propias de su encierro.

El oficio SEGOB/CNS/OADPRS/CGCF/CFRS8/DG/1398/2018 confirma la excarcelación de Manuel. Otro documento, el 367, firmado en enero y pasado por el Juez Quinto de Distrito de Procesos Penales Federales en el Estado de México, señala que el ex colaborador del narcotraficante Benjamín Arellano Félix “compurgó su pena”.

Luego de la liberación, se desconoce el destino y las actividades que desarrolla el personaje al que se le atribuye el despiste que llevó a las Fuerzas Armadas a detener a su jefe “El Min”, en marzo de 2002, en la ciudad de Puebla de los Ángeles, en un año caótico para la entonces organización delictiva más poderosa de Baja California, luego de la muerte, a manos de un oficial, de Ramón Arellano Félix, en Mazatlán.

EN 2002 LO “PESCARON”

Manuel ingresó al CAF a finales de los años noventa por influencia de su hermano Fabián Martínez González “El Tiburón”, el pistolero de mayor confianza de los hermanos Benjamín y Ramón Arellano Félix. Mientras que la destreza gansteril de Fabián era tan letal como la de un escualo, al fraterno menor de edad le apodaron “La Mojarra”, comparándolo con un pez chico.

Sin embargo, a la muerte de “El Tiburón” en 1998, sucedida en Jalisco, considerado como un presunto suicidio para no ser capturado por la policía de Zapopan que lo tenía rodeado, Manuel fue cobijado por Benjamín. Fabián había sido fiel y antes de dispararse en la cabeza, en una caseta de teléfono público, hizo una última llamada, entendida de fidelidad a los dirigentes del clan delictivo.

Cuando el Gobierno Federal dio muestras de perseguir realmente a los hermanos Arellano Félix a finales de 2001, tras años de simulaciones, llegó el fortuito homicidio de Ramón, en febrero de 2002. “El Mon” que se manejaba con un bajo perfil en Mazatlán, cometió una infracción de tránsito y se tiroteó con un policía. Ambos murieron en el acto. Un mes más tarde fue detenido “El Min” en Puebla.

Elementos de inteligencia militar pudieron detectar, desde 2001, que Manuel Martínez “La Mojarra” era el encargado de llevar y entregar 30 mil dólares semanales a Ruth Serrano, la esposa de Benjamín, que vivía en una residencia poblana cerca de donde su marido se había refugiado al huir de Tijuana. El 9 de marzo de 2002, un pelotón de soldados decidió ir por el jefe del cártel y lo detuvo junto con “La Mojarra”.

Patrón y matarife fueron enviados al penal de máxima seguridad del “Altiplano”, en Almoloya de Juárez, Estado de México, donde quedaron a disposición del Juzgado Segundo de Distrito de Procesos Penales Federales de esa entidad, acusados por delincuencia organizada y portación de armas de fuego de uso exclusivo del Ejército.

En su declaración ante el juez, Martínez González manifestó tener 23 años de edad y ser comerciante de vehículos. Se desligó de cualquier actividad criminal y aseguró no pertenecer al llamado Cártel de Tijuana

En reclusión, en octubre de 2003, a “La Mojarra” le fue cumplimentada una orden de aprehensión por el delito de operaciones con recursos de procedencia ilícita (lavado de dinero), junto a la contadora Ivonne Soto Vega “La Pantera” y los casacambistas Ruelas Martínez. El Juez Quinto de Distrito de Procesos Penales Federales en el Estado de México le inició proceso.

 

Escribe lo que deseas encontrar y presiona Enter