Blog del Narco
Loading...

Los Torres Félix una historia marcada por la violencia y sangre

- marzo 16, 2018
Javier Torres Félix, el famoso "JT", quien fuera uno de los líderes de sicarios más cercanos a la cúpula del Cártel de Sinaloa sigue preso en México, tras haber sido deportado de Estados Unidos al concluir un proceso judicial por el delito de narcotráfico tras haber sido arrestado en 2004, en el residencial Colinas de San Miguel en esta ciudad.

Su captura no impidió que el resto de su familia siguiera sus pasos, haciéndose fama a 'plomo y sangre'.

El Limoncito. En 2001, un tío del "JT" fue acribillado junto con varias personas en la comunidad de El Limoncito de Alayá, Cosalá. Para Javier Torres, ese fue un duro golpe, pues fue culpado por la muerte de inocentes. 

Años después, su hijo, Joel Torres, burló a la muerte no en una, sino en tres ocasiones, tras haber sobrevivido a severos ataques a balazos.

La muerte del "Tachío". Una de las tragedias que también ha enlutecido a la familia Torres Félix, fue el asesinato de Atanasio Torres Acosta, "El Tachío" o "El M4", ocurrido el 19 de abril del 2008, cuando junto con su esposa y una menor fueron 'rafagueados' en el fraccionamiento Montebello.

El "M4" era hijo del también extinto Manuel Torres Félix, "El Ondeado", quien fuera abatido por militares en la comunidad de Oso Viejo, Quilá, el 13 de octubre del 2012.

Otros miembros de la familia que también han fallecido han sido Raúl Meza Torres, "El Mini 6" y Francisco Torres, apodado "El 50".

Este último murió tras un enfrentamiento contra fuerzas federales y del estado en la colonia El Vallado a mediados del 2013, cuando se encontraba junto con más sujetos en una casa de seguridad.

De esta forma, la dinastía Torres Félix ha quedado marcada por la violencia y por el correr de la sangre.

En el interior de dicho salón de fiestas, ubicado en la colonia Ignacio Allende, fue baleado por tercera vez Joel Torres Urrea.
 

Escribe lo que deseas encontrar y presiona Enter