Blog del Narco
Loading...

Presidencia y 5 secretarías pagan cientos de millones en compras y programas que la ASF no valida

- marzo 01, 2018
En 2016, las irregularidades encontradas por la Auditoría Superior de la Federación (ASF) sumaron un total de 104 mil 241 millones de pesos, de los que sólo logró recuperar 7 mil 896 millones. En todo ese cúmulo de revisiones, Presidencia y cinco dependencias federales pasaron por la lupa del órgano fiscalizador que detectó miles de millones en gastos no comprobados y hasta pagos por proyectos de los que simplemente se hizo copy paste.

De entre los resultados que resaltan del Tercer Informe de la Cuenta Pública de 2016 están que la  Presidencia de la República ejerció 23 millones 869 mil pesos en trajes tipo sastre de dama y caballero para el Estado Mayor Presidencial y la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) usó mil 835 millones 630 mil pesos para la Promoción y Defensa los Intereses de México en un programa de Equidad de Género que no contó ni con un planeación anual de trabajo para dar cumplimiento a las atribuciones en materia de igualdad de género.

En tanto, la Secretaría de Educación Pública (SEP) implementó políticas de equidad de género por las que erogó recursos por 3 millones 326 mil pesos, monto inferior en 77.1 por ciento respecto de los 14 millones 549 mil pesos autorizados. El dinero, con autorización de Hacienda, se traspasó al presupuesto de Provisiones Salariales y Económicas.

También la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) fue auditada. La ASF encontró que el Programa de Trabajo 2016, que tiene 29 indicadores orientados a fortalecer la conectividad, facilitar el desplazamiento oportuno de personas y bienes en el ámbito nacional e internacional, detonar la actividad económica, democratizar la productividad e incrementar la competitividad del país, fueron sólo una transcripción de los objetivos y estrategias definidos en su planeación sectorial.

La Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu) ocasionó un daño al erario por 724 millones 707 mil 883 pesos por transferencias de las que no se sabe su destino, pagos sin acreditar y de fianzas. Mientras, la Secretaría de Salud (SSa) a través del Centro Nacional para la Prevención y el Control del VIH/Sida, un daño de 35 millones 069 mil 285 pesos.


Enrique Peña Nieto, Presidente de México; Roberto Francisco Miranda, jefe del Estado Mayor, y Emilio Gamboa Patrón, Senador por el PRI, encabezaron el Día del Estado Mayor Presidencial, donde entregaron algunos reconocimientos a ex jefes y miembros destacados. Foto: Tercero Díaz, Cuartoscuro

LOS GASTOS DE PRESIDENCIA

Presidencia de la República tuvo para 2016 un presupuesto de mil 922 millones 652 mil pesos, 3 mil 550 millones 458 mil pesos y 306 millones 318 mil pesos en compensaciones que se otorgaron a personal militar asignado al Estado Mayor Presidencial.

Además de sus “servicios personales”: mil 515 millones 532 pesos y 29 millones 966 mil pesos en el pago de 164 plazas de personal militar y civil al servicio del Presidente.

En la partida 15902 “Pago extraordinario por riesgo” se registraron erogaciones por 56 millones 784 mil pesos, las cuales se revisaron en su totalidad, y se constató que corresponden al pago realizado a 862 puestos del Estado Mayor Presidencial y a 12 de la Oficina de la Presidencia de la República.

De las partidas de Aguinaldo o Gratificación de Fin de Año y de Asignaciones adicionales al sueldo (ayuda de despensa, previsión social múltiple, ayuda de servicios, compensación por desarrollo y capacitación, seguro de retiro y ayuda de transporte), se ocuparon 128 millones 075 mil pesos.

En “Medicinas y productos farmacéuticos” en la que se ejercieron recursos por 17 millones 062 mil pesos corresponden a la adquisición de medicamentos para el abastecimiento del almacén de farmacia del Centro Hospitalario del Estado Mayor Presidencial.

En la partida 27101 “Vestuario y Uniformes” se ejercieron 23 millones 869 mil pesos para uso del Estado Mayor Presidencial (trajes tipo sastre para caballero y para dama).

La ASF encontró que de dos contratos, uno debió celebrarse bajo una licitación pública y no de “invitación”. Además se detectó que esa empresa ganadora, que tuvo una propuesta de 8 millones 821 mil pesos, se formó 46 días antes de que se le invitara a participar.

En 24 procedimientos de adjudicación directa para la adquisición de vestuario y uniformes, por un momento total de 4 millones 143 mil pesos, la ASF señaló que se trató de compras que debieron hacerse bajo una Licitación Pública Nacional.

Incluso, en 14 casos no hubo evidencia de que los proveedores de este tipo de prendas cuenten con alguna autorización para su confección y comercialización.

Con información de Sin Embargo
 

Escribe lo que deseas encontrar y presiona Enter