Blog del Narco
Loading...

Sicario revela la forma en la que asesinaron y disolvieron en ácido a los tres estudiantes en Tonala, Jalisco

- abril 29, 2018
Jalisco.- Luego de que la Fiscalía del Estado detallara el resultado de las investigaciones hechas en torno a la desaparición de los tres estudiantes de Tonalá, Jalisco, se confirmó que éstos fueron privados de la libertad por integrantes de un grupo criminal, quienes los torturaron, asesinaron e introdujeron en ácido sus cuerpos para así no dejar evidencia de lo sucedido con los jóvenes.

La detención de dos de los al menos ocho participantes que señala FGEJ estarían involucrados en el caso, dentro de sus declaraciones dan a conocer el punto clave que dio pie al secuestro de los jóvenes, los presuntos sicarios tenían la misión de vigilar la casa donde los estudiantes de cine filmaron su cortometraje en Tonalá por ordenes de líder del CJNG.

El objetivo principal era secuestrar, en caso de que se apareciera, a un hombre bajo de estatura, güero y medio calvo. No había mayores referencias sobre Diego "N", El Diego, un presunto rival de la banda.

La noche del 19 de marzo, cuando interceptaron en la carretera a los alumnos de la Universidad de Medios Audiovisuales de Guadalajara, los sicarios fueron primero sobre Javier Salomón "N", quien no era bajo de estatura pero tenía un tono de piel similar, según la investigación de la Fiscalía de Jalisco.

Gerardo o Eduardo Geovani "N" alias El Cochi, sicario detenido por el plagio y asesinato de los tres jóvenes, declaró a las autoridades ministeriales que creían que Javier Salomón era el sujeto al que estaban "cazando".

"Entre El Fierros y El Pimpollo agarraron a un muchacho alto, gordo, barbón, pelirrojo, cara redonda, expansores en las orejas, traía un gorrito tipo vini en la cabeza", relató.

Después de interrogar y torturar al muchacho de 25 años, en la casa de Calle Lechuza 89, también en Tonalá, se dieron cuenta que estaban en un error, que no era El Diego, el líder del denominado Cártel Nueva Plaza, una escisión del CJNG, quien está preso desde hace tres años.

"Empezamos a platicar con Javier sobre si él era Diego y qué hacía, quién era. Nos dijo que era estudiante de cine y que estaba haciendo un documental", según declaró El Cochi.

De acuerdo con el relato de El Cochi, Javier Salomón fue torturado a tablazos por El Grillo y El Canzón.

En la casa de la calle Lechuza, manifestó, también estaban Jhonatan "N", El Kalimba; Jhonatan "N", El Choco, además de El Fierros y El Pimpollo.

"Alrededor de las 00:30 minutos me marcó Canzón, me dijo: 'se nos fue el muchacho Javier', y me dijo que lo iban a pasar para hacerlo agua", manifestó el sicario a la Fiscalía.

Las referencias que tiene la Fiscalía sobre la muerte de los tres estudiantes hacen suponer que les colocaron una soga al cuello para girarla con un tubo hasta asfixiarlos, como lo habían hecho antes con otras víctimas: la técnica del "torniquete".

Sospecha que se basa en el testimonio del joven rapero Christian Omar "N" conocido como el QBA o Cuba, a quien llamaron a las 3:00 de la mañana del 20 de marzo, para que acudiera a la casa de El Choco, en Amapola 450, Prados de Coyula, Tonalá, para disolver los cuerpos en ácido.

De la disolución de los cadáveres se encargaron el rapero, El Cochi, El Canzón, El Choco y un sujeto del que sólo se conocen sus alias: El Tuntún o El Chaparro.
 

Escribe lo que deseas encontrar y presiona Enter